sábado, 16 de octubre de 2010

Vårt lägenhet

Cómo ya sabéis nos hemos cambiado de casa. De 23 metros cuadrados, hemos pasado a alguno que otro más, no sé exactamente cuantos, pero serán unos 40. Tiene unos ventanales estupendos, mucha luz y aparte de tener una lavandería mucho mas chusquiña que en el otro piso, ¡tenemos lavavajillas! Solo me falta un gatito pelirrojo.
También estamos muy cerquita del centro en bici y del supermercado barato. Todo parece que es perfecto eh? ¡Pues no! Hay una cosa mala, y es que vivimos en el único lugar de Skellefteå en donde hay una cuesta. Para bajar al centro es fenomenal, te pones en 3 minutos, pero para subir tienes que alimentarte bien o bajarte de la bici. Pensándolo por el lado positivo, crear endorfinas con deporte alimenta cuerpo y mente, y en ello estamos.


7 comentarios:

Cándido Couceiro dijo...

Qué buena pinta, muchachos. Such a ligh, such a Cou. Y la cocina muy apañada (estoy intrigado con ese escurreplatos)
p.d. La foto es un posado. Fijo.

Asun Beiro dijo...

vaia vaia, con esa cocina... no puede haber empanada ni filloas que se resistan!!!! en la próxima foto que tambien pose Sale!!!bikos

Couceiro dijo...

Es un robado pactado.

NATALIA UMPIÉRREZ dijo...

¡Pero qué bonito se ve todo! Veo que este blog va a mil por hora, entradas todos los días. ¡Así me gusta!
Un beso enorme, GUAPOS.

xabi dijo...

buena cosa(casa,guiño) muchachos(chumachos,guiño guiño)

Couceiro dijo...

¿Qué ha dicho este?

xabi dijo...

eseeeeeee

Publicar un comentario