jueves, 11 de noviembre de 2010

Mer snö

Flipo con la nieve.

Hoy fui andando hasta la biblioteca, no solo por que mi bici estaba enterrada bajo un manto blanco, también por que todo está precioso y quería disfrutarlo bien. Me chifla hacer bolas de nieve e ir aumentando su tamaño a medida que me acerco a mi destino. Luego, la dejo aparcada en la puerta y al salir continuo con la tarea. Ya tengo varias colocadas en sitios estratégicos. Espero que ningún niño cabroncete se la lance a nadie, después de tanto manoseo están duras como piedras. Deberíais probar la nievemanualidad.



5 comentarios:

NATALIA UMPIÉRREZ dijo...

¡ME ENCANTA! ¡Realmente impresionante! kyssar

el biologo dijo...

Ten cuidado, pues esto que te está pasando se conoce como "sindrome del Scarabaeus laticollis" o lo que es lo mismo sindrome del escarabajo pelotero. Es peligroso, no puede parar de hacer bolas incluso de un tamaño mayor al suyo.
Mi indicación es que pares antes de que sea demasiado tarde.
Si sigues así tendremos una nueva especie el Saleteus laticollis.

Asun Beiro dijo...

Pero...¡tendrás que salir de casa dos horas antes para tanta labor!
No se si el niño cabroncete acabará lanzando las bolas a alguien, pero con tanta mega bola aparcada por cada rincón del camino, mosqueado tiene que estar mínimo. Muy chulas las fotos.
Bikos.

xabi dijo...

vaya fotacos majos!!

Silvia dijo...

Ayyy! qué diver!!!parece Sleepy Hollow!!!!

Publicar un comentario