martes, 2 de noviembre de 2010

Nordväst

A medida que vamos entrando en el invierno, el sol se ve más bajo en el horizonte y su recorrido es más corto en el cielo. Como este apartamento está orientado a poniente, desde hace días el único rayo de sol que entra por la ventana lo hace a primera hora de la mañana, pero reflejado en el edificio de en frente. Poco dura, pero el sol da mucho gustico cuando entra por la ventana en invierno.

8 comentarios:

el vecino de enfrente dijo...

A ver si no condensamos tanto,que eso ya sabeis a que es debido no? y de paso limpiar las ventanas de vez en cuando.

Saleta dijo...

Señor vecino de enfrente: Los cristales están IMPECABLES.
¿No será que quiere ver usted más de lo que debe? :D

el vecino de enfrente dijo...

No te enfades mujer que si no es por mi no tendríais sol, solo digo lo que veo

Couceiro dijo...

Mañana activo la moderación de comentarios y se acabó el pitorreo :P

el vecino de enfrente dijo...

no lo hagas, no he querido resultar ofensivo en ningun momento y si ha sido a si, presento mis disculpas. seré bueno, no volveré a escribir

Couceiro dijo...

Cagón.

Saleta dijo...

Caray, lo de los cristales es nuestro punto débil, se ve que nos costó trabajo limpiarlos. Doy fe!
De momento mi media a aplicar será cerrar las cortinillas nada más llegar a casa. Jujuju!

Asun Beiro dijo...

¡Mi madriña!la que se ha montado en una mañana.
Pues estaba interesante lo del infiltrado anónimo este.

Publicar un comentario