martes, 7 de diciembre de 2010

Mat

Hoy nos hicimos los vagos, pero la jugada nos salió perfecta. Comimos en uno de los restaurantes de la universidad, y había un montón de cosas diferentes para elegir.
Por supuesto cogimos un poco de cada para probar. Estaba todo bueno, pero lo mejor fue la salsa rosa que está a medio empezar en la foto. Una vez catado el plato decidí sacarla. Quería contaros que sabe a pizza, pizza de la rica, una mezcla un poco extraña, pizza con pescado, pero me encantó. Debe de ser que estos suecos ya nos tienen acostumbrados a las cosas raras, sobre todo a mí, que con tanta especia, a veces me tienen un poco frita.

Lo segundo mejor, el precio: 120 kr los dos, incluida la bebida, ensalada, pan y café. Ah! y puedes repetir si quieres. No es muy normal encontrarse estos precios por aquí, pero si lo pienso un poco tampoco por Pontevedra ¿no?.

La verdad es que ya tengo ganas de beberme una estrella, comerme una tapita en condiciones y tener luz solar hasta una hora razonable.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Perece que estamos de puente y así es. Que aproveche de todos modos.
Un beso. Nando.

jotiña dijo...

Esas albóndigas del IKEA son inconfundibles jejeje

Zaraida dijo...

eso son pulpitos de salchicha?? mmm que ricos! son mi especialidad.
besos grandes chicos!

Saleta dijo...

Eso no fue un puente, fue un acueducto!
Todo muy Ikea, incluidas las pulpsichas!

Publicar un comentario